¿Qué está pasando en la política española?

PP – Partido Popular:

El inmovilismo que caracteriza a su líder y la soga de los continuos casos de corrupción están ahogando lentamente a esta formación política. Esta situación, asociada a los acuerdos de gobierno con nacionalistas o la dependencia de un partido como Ciudadanos que cambia de discurso según les convenga, hace que el futuro de los populares sea bastante incierto.

PSOE – Partido Socialista:

Las divisiones internas van mucho más allá de la mera discusión en torno al líder. Aparte que dicha fractura viene abriéndose desde hace años. La victoria de Pedro Sánchez y el más que posible giro del Partido Socialista hacia la izquierda más radical, hace que un importante número de españoles que defienden un centro izquierda moderado queden huérfanos políticamente hablando.

Ps – Podemos:

La estrategia de Podemos consiste en desprestigiar y desmantelar las Instituciones Públicas. De hecho, esta formación pudiera resultar la más beneficiada si los españoles más informados y preparados dan la espalda a la política. El continúo espectáculo que ofrece Pablo Iglesias es una muestra desesperada por querer copar los medios con su mensaje populista, dirigido a frustrar a los que defienden una política institucional seria y a encandilar a una parte de la sociedad que lo está pasando mal y no encuentra respuestas o soluciones razonadas a sus problemas.

Cs – Ciudadanos:

Cada vez hay más personas que se sienten engañadas o desilusionadas por Ciudadanos (bluff) que se dedica a hacer mucho ruido en temas de índole menor y, sin embargo, a titubear, ser poco concretos o mirar hacia otro lado en los temas de verdadera relevancia para la prosperidad, igualdad y desarrollo de España.

Comparte esto

¡comparte con tus amigos!