Una economía más competitiva

capaz de generar empleo de calidad.

Queremos basar nuestra economía en sectores como la industria, la tecnología y el I+D, sin olvidar innovar en otros tradicionales.

Son las empresas las que deben de crear empleo, pero es el Estado el que debe de proporcionar el marco adecuado a través de una nueva legislación laboral, menor burocracia en las administraciones, seguridad jurídica en todo el territorio, mejores infraestructuras y bajando los costes de la energía.

No olvidamos la situación de los millones de parados, por lo que proponemos medidas sociales encaminadas a mejorar la formación y los servicios públicos de búsqueda de empleo.

Servicios públicos de gran calidad en toda España. Un modelo territorial más justo e igualitario.

La educación es la clave del progreso y la prosperidad del país. Hay que caminar hacia un modelo educativo estable que garantice una sociedad debidamente preparada y libre de maniqueísmos autorreferenciales.

Una sanidad pública de calidad, destinando los recursos necesarios para ello y buscando su uso eficiente para el usuario. No pueden existir desigualdades en las prestaciones sanitarias en función del lugar en que residas.

Todo a través de un modelo territorial justo, igualitario y basado en la solidaridad y la responsabilidad fiscal. Financiar servicios de calidad en función de su coste real.

Luchas contra la corrupción implica defender lo público y dignificar la política.

La corrupción se combate con hechos, no con palabras. Si queremos buenos servicios públicos y que se haga política pensando en los ciudadanos, hay que acabar con esta lacra.

Agilizar y despolitización de la justicia, reducir aforamientos y poner fin a la impunidad. Un objetivo debe de ser la recuperación del dinero robado.

Más y mejor Europa. Apostar de forma decidida por el proyecto europeo como garantía de futuro.

Hacer a las Instituciones europeas más cercanas al ciudadano. Más políticas sociales y mejor integración. Ceder soberanía nacional en función de una Europa más fuerte.

Europa debe ser el gran marco de cooperación y entendimiento que garantice la prosperidad de los países miembros.